No seas parte del problema

puppet

El ciberacoso o cyberbullying es la orden del día. Resulta más fácil para la mayoría utilizar las redes para atacar que hacerlo personalmente. En mis tiempos las cosas se resolvían cara a cara, hoy día es a través de cualquier plataforma social donde las personas puedan ser mayormente humilladas; atacando violentamente de manera sarcástica y burlona.

Es impactante e indignante ver la cantidad de cuentas de sátira con millones de seguidores. Es frustrante ver la cantidad de “shares” que cada publicación de esa índole tiene. Tampoco concibo cómo gente se presta para “hacerle el trabajo sucio” a este tipo de ser, ya sea colaborando con “screenshots” u otro tipo de información personal o confidencial. Realmente, quien dedica su tiempo a eso es una persona sin valores y quien le colabora es una marioneta.

Según Antonio Chacón Medina, autor de “Una nueva cara del Internet: El acoso”, las características generales de un acosador es el de una persona fría, con poco o ningún respeto por los demás con sentimiento de inferioridad el cual trata de compensar con complejo de superioridad; creyendo ciertos valores, atributos y cualidades que no posee. Carece de principios, puede ser narcisista y suelen rodearse de personas mediocres y sumisas que los alaban y confirman la idea que ellos tienen de si mismos. Suelen ser personas poco brillantes, pero muy hábiles en la manipulación, son expertos en debilidades humanas. Son auténticos psicópatas, carecen de empatía, pero pueden fingir que entienden los sentimientos de los demás. Los signos de debilidad son un detonante que acentúan su comportamiento agresivo y lo aprovechan para humillar y anular a la víctima. Tiene necesidad excesiva de ser admirado, tienen actitudes y comportamientos arrogantes. 

Claro que una que otra vez me he reído de algunos “posts”, he seguido páginas de sátira, he sido parte indirectamente del cyberbullying, pero también he llegado a reflexionar y a darme cuenta que no está bien porque eso ciertamente me convierte en PARTE DEL PROBLEMA. No lo veamos como un chiste, la realidad es que esto trae consecuencias a largo plazo. No seamos parte de la falta de respeto y de la violación de derecho a la intimidad de cada persona. 

¿Qué podemos  hacer al respecto? No alimentar el mal. Dejar de apoyar ese tipo de conducta que no aporta nada positivo en la vida. Dejar de compartir cosas negativas que tienen el fin de hacer sentir a alguien menos. Tal vez, si cada cual hace lo apropiado le damos una lección a ese tipo de persona, le dejaremos saber que los buenos somos más. Pero mientras hayan títeres para estos manipuladores y no gente decidida y comprometida al cambio seguiremos viviendo un circo y no el mundo que deseamos. Como dice la frase: ¡Dejemos de hacer famosa a gente estúpida!

One thought on “No seas parte del problema

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s