Uno de esos días…

frustrated

Hoy parece ser uno de esos días en que chocas con la realidad y te das cuenta que si estás donde estás es meramente por la gracia de Dios. De esos días que te das cuenta que son pocos los que están a favor y los demás en realidad a veces ni en contra están; sino que simplemente tus pasos les son indiferentes. No me quejo por ello, porque eso me ha hecho crecer y además en realidad sé que hay mucha gente allá afuera que ha tenido una vida mucho más dura.

Pero, la realidad es que cuando no tienes apoyo de los que te rodean llega el momento en que dudas de tus talentos. Te preguntas, ¿entonces seré bueno en esto?, y si no estás seguro de ti mismo comienzas a dar “bandazos” por la vida tratando de corregir algo en ti, cuando verdaderamente lo que está mal es la gente que te rodea.

El apoyo de la familia es súper importante; te sientes que no estás solo. Te da cierto tipo de seguridad pero, cuando el apoyo de esos brilla por su ausencia es cuando entonces tienes que aprender a caminar solo o a dejar tus sueños en una esquina. Claro, el camino va a ser un poco más difícil si decides ir solo pero, es mejor que rendirte.

Aprendes a sacarte de la mente el modelo de familia que la gente suele tener. Aprendes que hay gente que ama, respeta, admira y valora lo que haces. Gente que te apoya como si fueran tu sangre, que hacen lo que sea por verte feliz y eso comienza a darle sentido a la vida. Tu vida comienza a ser alineada con gente que te necesita en sus vidas. Comienzas a ser más independiente, a madurar… a crecer.

Mi mamá siempre me decía “Madeline, si te tienes que alejar de mi porque te estoy haciendo daño, hazlo” y ciertamente así le diré a mis hijos. No quiero ser un estorbo en la vida de ellos, solo quiero ser apoyo y estímulo en el camino hacia sus sueños.

Tus sueños están esperando por ti con la gente indicada. Quien único frustrará tus sueños eres tú mismo y sentandote a esperar aprobación y ayuda de los que te rodean no es lo correcto. Al final, es tú vida y son tus sueños, por lo cual no puedes esperar que todos entiendan tus pasos.

photo credit: In deep via photopin (license)

2 thoughts on “Uno de esos días…

  1. Yary, me haz enseñado y me sigues enseñando con tu vida que es un testimonio vivo del amor y bondad de Dios. Hoy me enseñaste lo de Madeline que lo comenzaré a utilizar ya breve. Ya quisiera yo que todo el mundo fuera como tu. Eres un ser de luz y bien sazobado que preservas esta tierra. Sigue adelante, nunca dudes, lo estas haciendo mega excelentemente bien. Hermosa está muy orgullosa de ti. LOS AMO A LOS CUATRO ❤️

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s