Huracán Irma

Aquí les compartiré nuestra historia antes, durante y después del Huracán Irma. Como dice el refrán “no es lo mismo llamar al diablo que verlo llegar”.

Antes

Este fenómeno estaba siendo monitoreado semanas antes de llegar y yo al ver que iba por Puerto Rico decidí ir a comprar agua y algunos alimentos enlatados, pero solo “por si acaso”. Ya al ver que la trayectoria indicaba que entraría por Miami como categoría 5 y comenzaron a cancelar las clases desde el jueves, los nervios comenzaron a atacar. Se comenzó a sentir la desesperación en la calle.

Comenzamos a recibir llamadas de que evacuáramos Miami y nos fuéramos más al norte. En un momento pensé que sería buena idea, pero luego cuando la gasolina comenzó a agotarse entendimos que era peor irnos y quedarnos sin gasolina en el camino o que se nos explotara una goma (ponchara una llanta) y por eso decidimos quedarnos aquí. Nuestro plan permaneció en que en caso de tener que evacuar, nos iríamos a un refugio.

Los vecinos comenzaron a prepararse como para un huracán categoría 5, colocaron las tormentas o plywood y lo necesario para cubrir las ventanas de cristal. Nosotros salimos a buscar tape (cinta adhesiva) para al menos tener algo en las ventanas, aún sabiendo que no era mucho, pero al menos algo era algo.

Mientras pegábamos el tape en las ventanas le dije a Vincent “si Dios quiere que tengamos una madera aquí en estas ventanas, Él mismo busca la forma en hacérnosla llegar; envía a alguien aquí y ya, porque Él es así”. No pasaron ni 5 minutos cuando vemos a dos personas a través del cristal y abro la puerta. Era un vecino de otro edificio con su esposa, quienes se habían mudado el día anterior y estaban ofreciéndonos una madera que no iban a usar porque ya habían cubierto sus ventanas.

huracanirma5.JPG
Esto era lo único que íbamos a tener, tape en nuestra ventana porque ya no había madera en ningún lugar.

Los vecinos nos ayudaron a colocar la madera en la ventana y se formó un grupo de ayuda tan lindo, donde todos estábamos afuera ayudándonos unos a otros. Quienes han vivido acá saben que eso es súper extraño, la gente vive tan encerrada que apenas se ven.

huracanirma8.JPG
El vecino ayudando a colocar la madera en nuestras ventanas. Luego, Vincent fue a su casa a ayudarlo en las de él.

Durante

Cuanto el Huracán Irma estaba a punto de llegar a la Florida, la trayectoria cambia y entonces entra por la costa oeste. Ciertamente, fue un alivio porque entonces ya sabíamos que no nos “iba a dar tan duro”. Aparte, ya habíamos hecho todo lo que estaba en nuestras manos y era cuestión de esperar a que todo pasara. No les niego, fue una sensación súper horrible. Cuando comenzaron esos vientos yo le di mil gracias a Dios que no entró por Miami y que no era categoría 5, no sé que hubiese sido de nosotros si ese huracán no cambiaba esa trayectoria.

La luz se fue y salimos todos los vecinos a vivir la experiencia juntos y a ponernos al día de lo que estaba ocurriendo a través del radio. Fue un día que pareció un mes porque al ser un huracán tan grande estuvo azotando desde las 7 de la mañana y todavía a las 11 de la noche se sentían ráfagas.

La luz gracias a Dios llegó el mismo día alrededor de las 11 pm y estábamos súper contentos porque las ventanas estaban selladas y el apartamento estaba súper caliente ya que no había ventilación, aunque mentalmente estábamos preparados para dormir sin luz agradezco que no fue así.

Geocolor_Image_of_Hurricane_Irma.jpg
Huracán Irma

Después

Dicen que después de la tormenta llega la calma y en esas estamos. Luego de ver los daños alrededor de mi casa, no me atrevo a quejarme de tonterías como “se mojó el piso” o “se me dañó tal cosa”. La verdad es que no nos pasó nada comparado a otras personas y  por eso estoy súper agradecida.

HuracanIrma1.JPG
Daños del Huracán Irma en nuestra comunidad.
huracanirma2.JPG
Daños del Huracán Irma en nuestra comunidad.
huracanirma4.JPG
Daños del Huracán Irma en nuestra comunidad.

Es momento de tener paciencia y sobre todo de tener empatía. Aún hay mucha gente sin servicio de luz, gente que perdió todo lo que tenían y hasta algunos que perdieron su vida. Hay que tener en mente que lo material siempre se puede recuperar y hay que valorar la vida; tanto la nuestra como la de los demás.

huracanirma6.JPG
Cuando vi este apartamento me dio risa, pero es mejor eso a nada.

Estas situaciones sacan lo peor y lo mejor de las personas y es bueno tomar un momento para reflexionar y para mejorar como seres humanos.

¡Gracias por leerme!

 

 

#ThankfulThusday

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s